fbpx

Cómo decorar espacios pequeños: 5 ideas para lugares reducidos

Decorar espacios pequeños

¿Sin espacio? Sin problema. Prueba estas 5 ideas para decorar espacios pequeños y sácales el máximo a habitaciones de todos los tamaños.

Ya sea que se trate de monoambientes, habitaciones, o incluso locales, los espacios pequeños siempre resultan un reto a la hora de decorar y ambientar. La mayoría del tiempo esto es el resultado de no escoger el mobiliario adecuado, y también de no administrar de manera ideal el espacio disponible.

Sin embargo, las dimensiones reducidas nos permiten limitar nuestros muebles a lo más necesario, y es ahí donde creamos un proceso de selección que nos hará plantearnos qué productos queremos realmente, y cuáles nos sirven simplemente de relleno. Lo grandioso de decorar espacios pequeños es que, escogiendo lo adecuado, podemos crear una habitación en la que nos encanten cada una de las piezas que la componen.

Administra tus dimensiones

El primer paso a la hora de lidiar con un espacio reducido es sacar la cinta métrica y ponerse a tomar nota. Las medidas de tus espacios serán de ahora en adelante el parámetro más importante que tendrás en cuenta cuando vayas a por tus muebles.

Puede que, al comparar medidas, te des cuenta de que ese amplio sofá de tres plazas que te había gustado es demasiado grande para tu sala. Para estos casos, lo ideal es combinar una opción de dos plazas como un Audrey en terciopelo, con un sillón como nuestro Rabbit; de esta manera tienes dos muebles que se te harán fáciles de mover cuando quieras redecorar.

Piensa en vertical

En los espacios pequeños, cada centímetro cuadrado cuenta, incluso los que son solo una ilusión. Eso es precisamente lo que hacen los muebles y acabados verticales en los lugares reducidos, ya que no solo prueban ser muy funcionales, sino que también terminan viéndose muy elegantes.

El truco del mobiliario vertical es que te permite aprovechar mucho más el espacio superior de tu apartamento, sin abarcar tanto en el área del suelo. Un tip para los muebles que elijas es que sean de ‘huesos finos’, o de estructuras delgadas que visualmente abarquen menos espacio; un ejemplo perfecto es nuestra estantería Zia, con sus colores claros y un aire déco muy elegante.

Juega con el color

Los colores claros son fundamentales a la hora de dedicarse a los espacios pequeños. Las paredes blancas o en colores muy suaves son ideales para dar la sensación de amplitud a unos pocos metros cuadrados, además de que mantienen el calor a raya durante el verano.

Pero no te asustes, no todo tiene que ser monocromático. Los toques de color también son muy importantes, ya que atraen la vista a lugares específicos y dan la ilusión de que hay más espacio para observar. Una opción segura es combinar el blanco con colores neutros como café, azul marino, o gris, pero los colores brillantes como rojo o amarillo también cumplen esta función y, además, lucen geniales.

Aprovecha la iluminación

No es un secreto que la luz natural es la mejor amiga de casi todas las estancias. Mantener las cortinas abiertas durante el día no solo refresca tus espacios, sino que también es especialmente beneficioso para los lugares pequeños ya que, al permitir que entre más iluminación, se crea la sensación de amplitud.

Otra manera de hacer que la luz funcione a tu favor al decorar espacios reducidos es alejarte de las lámparas con pie y optar por lámparas de techo o de pared. Al instalar este tipo de iluminación, una vez más estarás aprovechando el espacio superior de tu habitación, dejando libre el suelo para moverte.

Crea almacenamiento funcional

Saber utilizar tu espacio es muy importante si no quieres inundarte en tus propias pertenencias. Para ahorrarte desorden, aprovecha al máximo cada uno de tus muebles de almacenamiento, y si estos pueden tener una doble función, pues mejor aún.

Un cajón muy chic en donde guardes la ropa que no utilices en la temporada también puede ser una mesita de café, como un estante de pared también puede ser arreglado para verse muy elegante a la vez que sirve de repisa para tus libros. Un truco seguro es utilizar una estantería como esta, en la que puedes almacenar tus cosas y colgar tus abrigos al mismo tiempo, permitiéndote prescindir de cajones que ocupan mucho espacio.

La funcionalidad tiene mucho estilo, por lo que utilizar tus piezas para varios propósitos es algo muy chic, apoya la sustentabilidad y el ahorro, y libera unos cuantos centímetros de preciado espacio en cualquier habitación.

Como verás, las claves para decorar espacios pequeños no son tan complejas, ni requieren que te deshagas de la mitad de tus cosas. Se trata de una fórmula entre color, dimensión, y sentido práctico cuyo resultado hará que aprecies mucho más el rol que juegan cada una de las piezas que forman parte de tus espacios favoritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Muebles Marieta (titularidad de Muebles Marieta, S.L.) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de que puedas dejar un comentario en nuestra página web. La base legitimadora del tratamiento es por consentimiento expreso del Usuario. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o cuando sea necesario para el correcto desarrollo del servicio prestado. Además, no se harán transferencias internacionales de datos. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a pedidos@mueblesmarieta.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.